masaje circulatorio

Masaje circulatorio

40,00 

Mejora tu circulación sanguínea y siente tus piernas ligeras con nuestro masaje circulatorio. Esta técnica manual activa el riego sanguíneo y moviliza los líquidos del cuerpo.

Sesión de 40 minutos de duración.

Regalar
close btn

Rellena los datos de tu destinatario y luego añade el regalo al carrito.

Todo sobre Masaje circulatorio

El masaje circulatorio o masaje de piernas cansadas es un tipo de masaje terapéutico que tiene como objetivo mejorar la circulación sanguínea y linfática en todo el cuerpo, especialmente en las extremidades inferiores, que suelen tener los principales problemas de circulación.

En nuestro masaje circulatorio utilizamos técnicas de amasamiento, fricción, percusión y presión, con el objetivo de estimular la circulación de la sangre y la linfa a través de los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos.

Aunque todo el mundo puede beneficiarse de las bondades del masaje circulatorio, está especialmente recomendado para personas que sufren de mala circulación, edema, retención de líquidos, piernas cansadas y otros trastornos circulatorios leves.

El masaje circulatorio es una técnica de masaje terapéutico que se centra en mejorar la circulación sanguínea y linfática, lo que puede mejorar la salud y el bienestar general del cuerpo.

¿Qué beneficios tiene el masaje circulatorio?

¡Descubre todo lo que el masaje circulatorio puede hacer por ti! Esta terapia tiene importantes beneficios para la salud, algunos de ellos son:

  • Mejora de la circulación sanguínea y linfática: El masaje circulatorio ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y linfático en todo el cuerpo, lo que puede mejorar la entrega de oxígeno y nutrientes a las células, y a la vez ayudar a eliminar los desechos metabólicos y las toxinas del cuerpo.
  • Alivio de la tensión muscular: La estimulación de la circulación sanguínea y linfática durante el masaje circulatorio puede ayudar a aliviar la tensión muscular y reducir la rigidez. Esto puede ser especialmente útil para personas con problemas musculares y de movimiento limitado.
  • Reducción de la inflamación y el dolor: El masaje circulatorio puede reducir la inflamación y el dolor al aumentar la circulación sanguínea y linfática en las zonas afectadas. Esto puede ser especialmente útil para personas con afecciones inflamatorias, como la artritis.
  • Estimulación del sistema nervioso: El masaje circulatorio puede estimular el sistema nervioso, lo que puede ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.
  • Relajación del cuerpo y la mente: Nuestro centro cuenta con cabinas perfectas para propiciar la relajación en todos nuestros tratamientos (luz cálida y tenue, música tranquila…). Todo esto, junto con el placentero masaje circulatorio, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad y también puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.
  • Mejora del tono y la textura de la piel: El masaje circulatorio puede mejorar la apariencia de la piel al aumentar el flujo sanguíneo y linfático, lo que puede ayudar a reducir la celulitis y mejorar la textura de la piel.

En resumen, el masaje circulatorio puede ser muy beneficioso para la salud y el bienestar en general, ya que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y linfática, reducir la tensión muscular y la inflamación, y estimular el sistema nervioso y la relajación del cuerpo y la mente.

¿Qué contradicciones tiene el masaje circulatorio?

El masaje circulatorio es una técnica segura y generalmente bien tolerada por la mayoría de las personas. Sin embargo, hay algunas situaciones en las que se debe evitar o tener precaución al recibir un masaje circulatorio. Algunas de las contraindicaciones y precauciones incluyen:

  • Hipertensión arterial: En algunos casos, el masaje circulatorio puede aumentar la presión arterial, por lo que se debe evitar en personas con hipertensión arterial no controlada.
  • Problemas circulatorios graves: El masaje circulatorio puede agravar algunos trastornos circulatorios graves, como aneurismas, arteriosclerosis, enfermedad vascular periférica, trombosis venosa profunda, etc. Si tienes problemas circulatorios severos, te recomendamos hablar con tu médico antes de recibir un masaje circulatorio.
  • Infecciones: El masaje circulatorio no se debe realizar sobre áreas infectadas o inflamadas, ya que puede empeorar la condición.
  • Enfermedades crónicas: Las personas con enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedad renal o hepática, y cáncer, deben hablar con su médico antes de recibir un masaje circulatorio, ya que puede ser necesario ajustar la técnica o la duración del masaje.

En resumen, el masaje circulatorio es generalmente seguro y beneficioso para la mayoría de las personas, pero es importante tener en cuenta las contraindicaciones y precauciones mencionadas para evitar posibles complicaciones. Siempre es recomendable hablar con un médico antes de recibir un masaje circulatorio si se tiene alguna condición médica preexistente o duda acerca de su seguridad.

En caso de embarazo, ¡el masaje circulatorio puede ser tu gran aliado! Sin embarazo, es muy importante que nos informes antes de su realización para adaptar los procedimientos y productos utilizados, de forma que sea 100% seguro para ti y tu futuro bebé. En general, se recomienda que las mujeres embarazadas eviten recibir masajes durante el primer trimestre.

El masaje circulatorio nunca debe ser sustituto de otras terapias indicadas por un especialista. En caso de tener dudas, consulta con tu médico.

Tratamientos relacionados